Con cortes de tránsito, quema de neumáticos y gritos de consigna a favor de
la pesca artesanal, un grupo de trabajadores de San Antonio protestó, por
más de dos horas, para dar una “señal de advertencia de lo que se viene en
marzo y durante todo el 2016”.

Las declaraciones fueron entregadas por Miguel Ángel Hernández, presidente
de la Federación de Pescadores Artesanales Nuevo Amanecer, que agrupa a
caletas de la región de Valparaíso, desde San Antonio hasta Quintero.

“Hemos dado una señal de advertencia con las manifestaciones de ayer.
Estamos cansados de la falta de respeto hacia nosotros. La contaminación en
nuestros caladeros ya ha sobrepasado todos los límites y a eso se le suma
la depredación total que hemos sufrido de nuestros recursos pelágicos. En
los pasados meses de enero y febrero barcos industriales trabajaron frente
a las costas de la Quinta Región depredando y arrasando con jureles y con
ello corvinas, sierras y pesca fina, despojando el patrimonio pesquero de
nuestra región. Esto es un ejemplo de cómo funciona el sistema pesquero,
amarrándonos las manos frente al despojo legalizado por la maldita ley de
Longueira, pero que constituye un acto ilegítimo que atenta contra la
sustentabilidad de los recursos pesqueros y la sobrevivencia de la pesca
artesanal de la quinta región. Nada ha cambiado, por esta razón nosotros
comenzaremos a manifestarnos en forma constante”, señaló el dirigente.

Miguel Ángel Hernández recordó la multitudinaria marcha que se realizó el
año pasado en Valparaíso, y que convocó a miles de pescadores que
recorrieron pacíficamente las calles, intentando que la autoridad escuchara
sus demandas.

“Nosotros seguimos unidos y nos manifestaremos durante todo el mes de
marzo. Necesitamos que el intendente de Valparaíso deje de hacer oídos
sordos a las demandas de los pescadores artesanales. Sentimos que a esta
autoridad no le importamos y es necesario que cambie esta actitud y que nos
sentemos a conversar y de esta manera poder plantear nuestras inquietudes”,
agregó el presidente de la Federación Nuevo Amanecer.

El dirigente señaló finalmente que marzo será muy agitado ya que comenzará
el debate por la anulación de la Ley de Pesca en el Congreso Nacional, “y
nosotros estaremos presentes, ya que la responsabilidad de que en las mesas
de las familias de la región no hayan merluzas es de esta maldita ley, que
tiene que ser modificada y de esta manera devolver el mar a todos los
chilenos y que actualmente está secuestrado en las siete familias”.