Bernardita Loyola: «El desafío es abrir la escuela como un lugar seguro»

Bernardita Loyola: "El desafío es abrir la escuela como un lugar seguro"
La Magister en educación, reflexiona sobre la responsabilidad comunitaria que existe en el contexto de pandemia y las dificultades en la educación.

En su cargo como Jefa de docencia del Colegio Seminario San Rafael, Bernardita Loyola, comentó en el programa «voces porteñas», conducido por el Doctor Mauricio Cancino, el sentimiento de frustración que han sufrido los profesores ante la pérdida del vínculo presencial con los estudiantes. «Visualizar esta escuela a distancia, genera un sentimiento de abandono y de no saber si lo que vas a hacer, estará bien». 

La inesperada pandemia del Covid-19, paralizó el año escolar 2020 en todo Chile, y los los docentes se han visto obligados a reformular sus estrategias de educación. «La tecnología y el uso de plataformas, fue una oportunidad de aprender y eso, que se ha mostrado como algo negativo, nos ha permitido un acceso más rápido. Con esa instantaneidad, la escuela ganó». 

Las brechas que existen en los distintos colegios del país para acceder a las herramientas que permiten acceder a las clases de forma virtual, han significado un doble esfuerzo y las esperanzas de los docentes para que los alumnos logren volver a clases presenciales. Ante ello, Bernardita quien además es profesora de Castellano, enfatiza de forma tajante que «el regreso a clases es una oportunidad de abrir el espacio de la escuela como un sitio de confianza, como un lugar seguro para que los apoderados y alumnos estén tranquilos». 

«El Covid-19, nos enseñó a tener consciencia de que somos responsables de un entorno, de una comunidad. Si yo me contagio, puedo poner en riesgo a todo una familia». 

Importancia del ramo «educación cívica»

El Ministerio de Educación implantó una reforma que  los terceros y cuartos medios, incorporando el ramo de educación cívica. Para la Magister en educación, Bernardita Loyola, esta es una medida oportuna debido a que según su visión, los chilenos hemos perdido el sentido de las relaciones sociales. 

«Enseñar estas relaciones sociales en las personas de mejor manera, es importante porque son vínculos que  nos impactan y también poder enseñar las responsabilidades que tiene el Estado en sus decisiones, porque impactan en la vida de las personas».

La profesora confiesa su preocupación debido a cómo se expresan actualmente los jóvenes del país, enfatizando en la familia entendida como núcleo de contención ha olvidado ciertos deberes. Ante ello, Bernardita Loyola, destaca la consciencia del entorno que nos brindó la pandemia del Covid-19. 

«Hoy en día, tenemos niños más reactivos porque no hay una exacta comunicación entre apoderados, estudiantes y profesores», comenta la profesional sobre el difícil escenario de la educación, debido a la falta coordinación y atención. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *