Avanza indicación que prohíbe discriminaciones arbitrarias al personal de la salud en comunidades habitacionales

Avanza indicación que prohíbe discriminaciones arbitrarias al personal de la salud en comunidades habitacionales
La Comisión de Vivienda de la Cámara aprobó de manera unánime la indicación de los diputados Andrés Celis y Karin Luck (RN), que busca eliminar cualquier forma de discriminación por parte de la administración de conjuntos o condominios habitacionales que quieran impedir el uso de los espacios comunes por parte del personal de la salud, o de cualquier persona a razón de sus condiciones laborales.

Si bien la misma idea fue objeto de un proyecto de ley de autoría del Diputado Celis Montt, presentado en abril de 2020, en atención al avance de la moción sobre una nueva ley de copropiedad inmobiliaria, el parlamentario decidió presentar una indicación a ésta, de tal manera de dar mayor agilidad a su idea, que surge  luego de que el legislador tomara conocimiento de que funcionarios de recintos médicos estaban siendo discriminados en sus comunidades de vivienda, limitando el uso de bienes comunes por creer que son vectores del COVID-19. 

En concreto, la indicación se incorpora a una iniciativa  cuyo trámite legislativo se encuentra bastante avanzado,  ya en segundo trámite constitucional, siendo hoy aprobada en la comisión respectiva por unanimidad. Se incorpora entonces a la nueva ley de copropiedad la siguiente prohibición:

“En caso alguno el reglamento de copropiedad o los órganos de administración del condominio podrán establecer limitaciones en el uso de los bienes comunes que pudieren implicar una discriminación arbitraria basada en las condiciones laborales de alguno de los copropietarios u ocupantes del condominio, ni aún a pretexto de una pandemia, catástrofe o cualquier hecho de emergencia, de carácter nacional o regional, decretado por la autoridad competente”. 

El diputado Andrés Celis, miembro de la Comisión de Salud de la Cámara, explicó que “espero que la Sala pronto conozca esta indicación, así como el resto del proyecto, porque ha pasado mucho tiempo desde que conocimos casos de funcionarios de la salud que están arriesgándose día a día para combatir el COVID-19 y no obstante aquello, estaban siendo discriminados en sus propios hogares. Nadie puede ser privado de usar los espacios comunes, como lo son los ascensores, salas multiusos, patio o incluso el ducto de basura para botar desechos, menos usando su trabajo como excusa”. 

“Si bien la iniciativa se inspira en la discriminación que sufrió el personal de la salud, se hace extensiva para todos los trabajadores, que sean víctimas de este tipo de injusticias”, finalizó el parlamentario.